viernes, 28 de mayo de 2010

Historia

Inglaterra, país de origen

Esta raza de perros debe su nombre al Reverendo John (Jack) Russell, fue pastor durante muchos años en la parroquia de Swymbridge, en el condado de Devon. Fundó la raza a comienzos del siglo XIX. Amante de los terrier, durante sus estudios en Oxford compró su primer perro de estas características, una hembra blanca de pelo duro con marcas en la

cabeza llamada Trump, que por la descripción y foto que de ella se conservan se parece bastante al actual estándar FCI del Jack Russell Terrier.

La caza del zorro era muy practicada en el condado de Devon en la época en la que vivió el reverendo Rusell, y él era un apasionado de

esta actividad. Su afición le llevó a la crianza de perros ya que precisaba un perro ágil y dotado de un gran espíritu combativo, capaz de aguantar el paso de los sabuesos y lo suficientemente valeroso como para combatir bajo tierra. Así, comenzó a cruzar perros de caza, más exactamente terriers de distintas razas unicolores y multicolores. Lo que él buscaba era mejorar la aptitud de los ejemplares, no homogeneizar el aspecto físico de los mismos y por ello al morir no dejó un estándar concreto. Los cruces y la no estandarización de la raza han provocado divergencias acerca del aspecto actual del Jack Russell Terrier.

viernes, 25 de septiembre de 2009

Apariencia - Estandar


No hay un "ideal" ... el "ideal" es lo que se adapte a su propietario por lo que ellos quieren o necesitan hacer con su terrier. Esa es la singularidad de este terrier, es que son muy diversos.

Con fines de exhibición, los terriers se califican en dos grupos: de 25 a 30 cm; y de mas de 30 cm. Las viejas heridas o cicatrices, resultado de trabajo o de accidente, no perjudican las oportunidades de un terrier en el ring de exposición, a menudo que interfieran con sus movimientos o con su utilidad para trabajar o criar. El siguiente estándar de la raza es del Jack Russell Terrier of America

Cuerpo: En conjunto rectangular. El pecho debe ser poco profundo, estrecho y las patas delanteras no demasiado separados, proporcionando una apariencia atlética más que de pecho fuerte. El dorso debe ser fuerte, recto y, en comparación con la altura del terrier, debe dar una imagen equilibrada. El largo desde la cruz a la inserción de cola es algo mayor que la altura a la cruz. Pecho más profundo que ancho, con buena claridad desde el suelo,

permitiendo que el pecho esté a la mitad de la cruz al suelo. Sólo como guía, el pecho debe ser bastante pequeño para ser abarcado fácilmente detrás de los hombros, por unas manos de tamaño mediano, cuando el terrier está en actividad apropiada de trabajo.
Las costillas deben ser bien arqueadas desde la columna, aplanándose hacia los lados de modo que la periferia detrás de los codos pueda ser cogida con dos manos – aprox.

40 a 43 cm. El lomo debe ser ligeramente arqueado. La región renal debe ser corta, fuerte y muy musculada.

Altura: Altura a la cruz : Ideal 25 cm. Varia de 25cm a 30 cm.

Peso: El equivalente a 1 kg. de peso por cada 5 cm. de altura.

Cabeza: El cráneo debe ser plano y de ancho moderado, decrecioendo su ancho gradualmenre hacia los ojos y adelazándose hacie el hocico ancho. Stop bien definida pero no pronunciada. La longitud desde el stopa la nariz debe ser levemente menos que la del stop al occipucio.

Nariz: Negra

Orejas: Orejas en forma de V, semicaídas o caídas hacia adelante tapando el conducto auditivo externo, de buena textura y gran movilidad.

Ojos: Deben ser almendrados, de color ocuros y llenos de vida, con expresión de inteligencia. No deben ser prominentes y deben tener los párpados bien adheridos. El borde los los párpados deben tener estar pigmentado en negro almendrado.

Son perros sumamente

Mandíbulas / Dientes: Muy fuertes, profundas, anchas y poderosas. Dientes de tamaño regular y completos, con los superiores ligeramente sobrepuestos a los inferiores. Cierre en tijera. Nota: Una mordida nivelada es aceptable para el registro.

* Las dos mandíbulas de la izquierda son aceptables, la primera es la preferida.

Labios: Ajustados y pigmentados en negro. Fuertes y musculosos.

Cuello: Bien proporcionado y musculado, de buena longitud, ensanchándose gradualmente en los hombros. Fuerte y limpio permitiendo llever la cabeza con equilibrio.

Cuartos delanteros : Bien inclinadas y no muy pesadamente musculadas.

Hueso recto del codo a los pies, visto de frente o de lado.

Cuartos traseros: Debe ser fuerte y musculosos, bien juntos, con buena angulación y flexión de rodilla.

Codos: Bien pegados al cuerpo, moviéndose libremente sin ser estorbados por las costillas.

Pies: Redondos, fuertes, acolchados. No grandes, Dedos moderadamente arqueados, sin girar hacia adentro ni hacia fuera.


Cola: Debería fijarse más bien alto, llevada alegremente En movimiento debe estar erecta y puede bajarla en reposo. Si es cortada la punta, debe estar al mismo nivel que las orejas.

Pelaje: Su pelo puede ser de tres tipos: liso, duro o semi-duro. Debe ser resistente al agua.



Jack Russell Terrier de pelo duro ( pelo de alambre).
Manto duro, denso y largo.






Jack Russell Terrier de pelo Semi-Duro.
Pelaje cominado entre duro y liso.

El pelaje en la barba y y cepillo en las cejas es duro. El resto de cuerpo generalmente es liso.








Jack Russell Terrier de pelo liso.
Manto es corto y suave.





Color del pelaje: El color básico predominante es el blanco (mas del 55%) y pueden presentar manchas en marrón, tostado o negro en varias partes del cuerpo.

Marcha: Son perros sumamente El movimiento debe ser libre, vivaz, bien coordinado con acción recta adelante y atrás.

Faltas: Cualquier desviación de los criterios antes mencio­nados se considera

una falta y la gravedad de ésta se consi­dera al grado de la desviación del estándar. Falta de verdadera característica Terrier. Falta de balance, ejemplo: sobreangulación de cualquiera de los puntos.

Movimiento pesado o poco firme. Dentadura defectuosa.

N.B.: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descen­didos en el escroto.

Temperamento - Carácter


Son perros sumamente inteligentes, activos, intrépidos y vivaces. Requieren de espacios abiertos donde ejercitarse para, así, poder dar rienda suelta a su inagotable energía e interminable curiosidad. Son altamente entrenables, capaz de realizar trucos impresionantes.

En casa son perros de gran obediencia, leales y siempre dispuestos al juego, llevan innato un especial sentido del humor . Debe impresionar con su carácter valiente y feliz.

Se puede adaptar a casi cualquier espacio, siempre y cuando tenga el territorio necesario. Le puede resultar bien un patio algo grande con un cerco, o si es un apartamento, sacarlo a diario ya que si se aburre puede empezar a destruir cosas.

El Jack Russell Terrier es un compañero agradable cuando se ejercita lo suficiente, de no ser así, pueden convertirse en una molestia ya que de alguna forma necesita agotar su energía (rompiendo).

Cabe recordar que el Jack Russell es un terrier de trabajo y deben conservar estos instintos. Su instinto ancestral les hace perseguir cualquier cosa que se mueva y pueda sustituir a una presa: una pelota, un gato, un ratón o un zapato .

Son perros muy intrépidos y su valor nunca está en duda, se puede tomar a cualquier adversario, incluso dos veces (o más) de su tamaño. Algunas veces tienen tanto valor que pueden realizar actos que pueden terminar en algo fatal.

El Jack Russell Terrier puede ser agresivo con otros perros, especialmente durante sus primeros años de socialización. Por ello, es especialmente importante para estos perros que tengan un socialización temprana y deben introducirse a los perros y animales siempre que sea posible.

Faltas: Nerviosismo, cobardía o exceso de agresividad debe desalentarse y siempre debe aparecer seguro.


Cualquier consulta, nada mas pregunta

Un Jack Russell Terrier en la familia



El Jack Russell puede ser una excelente mascota en lafamilia, y se lleva bien con los niños bien educados. Una de las cualidades más sorprendentes del Jack Russell es un tipo y naturaleza gentil.

Suele ser amable con los niños pequeños, siempre que el niño entienda cómo manejar adecuadamente el terrier. Tiene la natural característica de un terrier firme, sin embargo, el Jack Russell no aguanto carácter abusivo, incluso involuntaria de un niño. Esto debe ser cuidadosamente considerado, especialmente en niños menores de seis años.

Son perros desbordantes de vida que contagian este espíritu a quienes están a su alrededor.
Al ser perros desbordantes de vida, lo ideal para ellos sería correr en libertad en el patio de una granja, en el jardín de una casa o en caso de vivir en un apartamento, tener la oportunidad de hacer algunas salidas diarias para poder así quemar su energía. De ninguna forma pueden permanecer atados a una cadena.

En mi opinion personal, son excelentes mascotas por donde los mires. Llegan a formar parte de nuestra familia y nuestras vidas por su personalidad. Transmitiendo siempre alegria. Siempre de buen humor, dispuestos al juego y mimos todo el tiempo.
Es un perro que siempre va estar a tu lado, sumamente leal.
Muy dócil si se le demuestra quien es el jefe.Se lo

Se lo recomiendo a cualquier persona que quiera una buena compañia.
Él, va estar ahi, a tu lado, estes donde estes. Es un perro muy apegado con el amo, crea unos lazos muy fuertes. Todo esto, acambio de dale lo que él necesita: salidas diarias, buena alimentacion, cuidados y mimos.


Cualquier duda, nada mas.. pregunta

Su nuevo cachorro de Jack Russell

Selección: Cuando vaya a seleccionar un cachorro de Jack Russell como su animal de compañía, no se precipite. Cuanto mas tiempo estudie a los cachorros, mejor los comprenderá. Su interes primordial es seleccionar solamente a aquel que irradie buena salud, animo y viveza, ojos brillantes, pelo reluciente, y que se adelante ansiosamente para establecer relación con usted. No se deje impresionar por
cualquier bonito cachorro tímido que desee volver a su cama o su cajón, o se esconda detrás de
otros cachorros u otras personas, o bien oculte su cabeza debajo de sus brazo o chaqueta
apelando a su instinto protector. Elija el cachorro de Jack Russell que directamente le elija a usted. El Sentimiento de atención debe ser muto.

Preparación General: Usted ah escogido tener un determinado cachorro de Jack Russell. Lo ah esogido muy cuidadosamente sobre todas las otras razas y todos los otros cachorros.
Por tanto, antes de llevar un cachorro a su casa, habrá preparado su llegada leyendo todo lo que caiga en sus manos relativo al adiestramiento de los Jack Russell y los cachorros. En realidad, quizá se
haya encontrado con muchas opiniones contrapuestas, pero al menos no empezará "a ciegas". Lea, estudie, asimile. Hable acerca de sus planes con un veterinario, con otros dueños de Jack Russell, y con el vendedor del cachorro. Cuando lleve a casa a su cachorro de Jack Russell, comprobará que su estudio y sus lecturas están lejos de haberse acabado. Tan sólo ha empezado a escarbar
en la superficie de su plan para proporcionarle la mayor salud y comodidad posible; y, por la misma razón, deseará conseguir el mayor disfrute posible de esta maravillosa
criatura. Debe estar preparado para este cachorro, tanto mental como físicamente.

El primer Día y la primera Noche: Cuando su cachorro de Jack Russell llege a su casa, deposítelo en el suelo y no lo recoja otra vez, excepto cuando sea absolutamente necesario. Es un perro, un verdadero perro, y no debe ser manejado como un muñeco de trapo. No permita que nadie lo agarre y le trate como un bebé.
Muy posiblemente su cachorro tenga miedo durante cierto tiempo en su nuevo entorno, sin su madre y hermanos de camada. Anímelo y tranquilicelo, pero no le
consuele. No le dé el tratamiento de ""oh, pobrecito, que solito estas!". Adopte una actitud tranquilizadora y amistosa. Anímale a dar vueltas por su nuevo hogar y a olfatearlo. Si está oscuro, encienda las luces. Dejelo vagar durante unos minutos mientras usted y todos los demás miembros de su familia están tranquilamente sentados siguiendo su rutina habitual. Deje que el cachorro vuelva a usted.
La natural afinidad entre los cachorros y los niños exige cierta supervisión hasta que se establezca una relación de "vivir y de dejar vivir".
Al igual que un bebé, su cachorro de Jack Russell necesita mucho descanso y no debe
manipularlo con exceso.

En su primer noche en casa, se debe poner donde vaya a dormir cada noche. Es aconsejable que sea en un lugar en el que sea fácil limpiar el piso. Déjelo explorar por el lugar a gusto; cierre las puertas para confinarle allí. Prepare su comida y alimentelo ligeramente la primera noche. Facilitele un recipiente con algo de agua - no mucha, puesto que la mayoría de los cachorros intentará bebérsela toda-. Ponga en el suelo una chaqueta o una camisa vieja para que se acueste encima. Dado que estas prendas desprenden un fuerte olor humano, las elegirá para acostarse, favoreciendo así su sensación de seguridad en la habitación donde acaba de ser alimentado.

Enseñanza de los habitos higiénicos: Ahora, más pronto o más tarde su nuevo cachorro de Jack Russell va a "mojar" el suelo. Ante todo agarre un periódico y póngalo sobre el charco hasta que empape de orina. Guarde este periódico. Agarre luego un paño con agua y jabón. friegue el
sueño u séquelo bien. Entonces tome el periódico húmedo y colóquelo en una zona recubierta de
periódico en una esquina adecuada (zona permitida para hacer sus necesidades). Al limiar deje siempre un trozo de periódico húmedo encima de los otros. Cada vez que él quiera "ponerse en cunclillas", buscara este lugar y utilizara los periódicos.
Ahora deje solo a su cachorro durante la noche. Muy probablemente llorará y aullará un poco. Algunos son más pertinaces que otros en este aspecto. No obstante, déjele solo durante la noche. Puede parecer un tratamiento duro, pero es el mejor procedimiento a largo plazo. Déjelo llorar, se casará más pronto o más tarde.


Actividad - Entrenamiento - Adiestramiento

Actividad:

Cuanto más ejercicio realice es mejor, puede ser bastante activo encerrado, y requiere un poco de estimulación física y mental. Entrenarlo, hacer actividades, es muy positivo para fortalecer la relación entre tu y el perro.

Mientras que la actividad al aire libre y ejercicio es esencial, el Jack Russell nunca se debe permitir a vagar sin vigilancia, a menos que esté muy bien entrenado, ya que su instinto de caza y explorar puede ser peligroso en la ciudad.

El pequeño puede cruzar la calle intentando cazar un ave sin hacer caso a nuestro llamado.


Entrenamiento- Adiestramiento:

Los Jack Russell Terrier deben ser entrenados en una edad temprana para ponerles límites y no sean los gobernantes del mundo.

Requieren de un entrenamiento constante, consistente y paciente que les permita estimular su aguda inteligencia. Es importante que se le enseñen las órdenes básicas, 2-3 sesiones por día - dato: estos perros son sensibles al sonido y movimiento, y no responden bien cuando están muy ansiosos- . Siempre hay que comenzar a entrenarlos en lugares tranquilos e ir aumentando el nivel de distracción.

Son altamente entrenables, capaz de realizar trucos impresionantes. Se les puede adiestrar para gran cantidad de actividades, especialmente si se utiliza su natural tendencia para salto, rastro, persecución de presa y cavado profundo: son excelentes cazadores de roedores y alimañas. También se les ha utilizado exitosamente como actores, hecho que les ha valido conquistar la simpatía popular debido a que son perros poseedores de un carisma difícil de igualar.

Al ser un perro de trabajo y cacería, presentará tendencia natural a ladrar para poder indicar la ubicación de su presa, también cavará con tesón a la par que utilizará sus mandíbulas arrancando pedazos de hierba y tierra para, así, poder abrir un boquete que le permita introducirse bajo tierra donde se encuentra su objetivo, que podría ir desde un hueso enterrado por otro perro hasta acorralar directamente a un zorro en su madriguera.


El ladrar y cavar son algunas de las cualidades más apreciadas en este terrier, aunque, irónicamente, pueden volverse un serio problema en manos de dueños inexpertos o con poca información acerca de su naturaleza. De ahí el énfasis de ejercitarlo y entrenarlo diariamente de lo contrario comenzará a exhibir comportamientos molestos como: ladrar de manera excesiva, intentar escapar del jardín, cavar profundos hoyos en lugares indeseables, destruir plantas, hiperactividad, agresividad, etc.

Una alternativa recomendable, que no sólo hará las delicias de este terrier sino que además le permitirá saltar y correr, es inscribirlo a cursos de Agility.




video
Adiestrando a Lúva (2 meses). Con Clicker

*No requieren de un adiestramiento especial, por ser un Jack Russell Terrier. Cualquier técnica de adiestramiento canino es efectiva (Adistramiento tradicional, adiestramiento posivito y Adiestramiento con Clicker).

Si tienes alguna duda, nada mas .. pregunta!
Más información? Publica un comentario sobre la informacion que necesites.

Salud y Cuidados



En general el Jack Russell es un perro saludable, alegro y exuberante, pero al ser una raza que desciende del Foz Terrier puede padecer en el sistema locomotor Ataxi y Mielopatía de Terrier (Ataxia hereditaria) y presentar en el ojo loxación del cristalino. Para reducir éstos riesgos al mínimo, los criadores responsables deberían realizar cruzas sólo entre ejemplares cuyo historial genealógico sea conocido y rigurosamente certificado. Algunas enfermedades comunes también son epilepsia, enfermedades de la piel y la sordera. Antes de comprar un cachorro, eche un vistazo a los padres del mismo.

Los machos y las hembras destinados para la reproducción deberán ser mñedicamente revisados y declarados libres de estos padecimientos.

Longevidad: Estos pequeños Terriers viven un promedio de 15 años.

Tamaño de la camada: Suelen tener alrededor de entre 4 a 6 crías, y su gestación dura 2 meses.

Aseos, cuidados e higiene: El Jack Russell Terrier es fácil de cuidar, con cepillados una vez a la semana y algunos baños a año será mas que suficiente para mantenerlos bien. Los baños deben ser espaciados, dos o tres veces por año, ya que altean el PH natural de la piel que protege al animal contra el frío y la humedad. Para mantenerlo limpio es mucho más efectivo un buen cepillado.

Alimentación: La cantidad de alimento diario que le damos a nuestro perro, depende de la edad y el peso que tenga. El Jack Russell Terrier, no lleva una alimentación “especial”, es la misma que para el resto de los perros, ya que sea alimento balanceado o preparale comida casera.

SIEMPRE tiene que tener a su disposición agua fresca para que pueda tomar cuando guste.